Siempre deseando…

Imagen

Existen esas personas que por más que tú estés con el mejor candidato para ti. Si te dice que quiere estar contigo, dejarías a medio mundo atrás sin importarte nada pero… por lo general aquella persona por la que dejaríamos todo, no dejaría nada por nosotros.

Y mentalmente recreamos ese momento en que somos reclamados por quien tanto reclamamos su atención para luego aterrizar al darnos cuenta de que hay alguien sentado al frente nuestro que hablaba sobre su vida y a nosotros nos parecía tan interesante que terminamos en la fantasía.

Y es ahí donde te das cuenta que no siempre los amores son como los que queremos ni con quien queremos y es que a la mayoría de personas le pasa, que tienen que dejar ir a sus grandes amores porque no son convenientes para su salud emocional o afectan a su realidad. El ser humano es así simplemente actuamos por conveniencia, por salvar nuestros traseros y salir bien librados pero te pregunto ¿A costo de qué?

A costa de tener que vivir un amor de conveniencia toda la vida, siempre deseando que la persona que está en tu mente fuera la que está besando tus labios en este momento.

La Mujer Rota

Siento demasiado unos días, unos meses… de repente se me olvida.
De repente yo ya no sé quién soy pero la instrumental empieza a hacer su trabajo, de acuerdo al tiempo, las líneas…
¿Sabes que es lo que más me dolió antes de tu partida? Que te fueras sin más, que no buscaras quedarte porque en ese momento yo ya me estaba quedando y en el momento que tú ya no te estabas quedando, llegue a tener un trastorno obsesivo compulsivo conmigo misma… porque no sabes qué carajo se siente, no lo sabes y no vas a saberlo.
Cuando dije lo que sentía… eran en esencia, era en efecto, era mi esencia. Te estaba diciendo todo, te estaba regalando la mejor parte de mí y no pudiste ver.
Y no lo vas a poder ver porque estas tan segado en tu mundo que ni siquiera podrás ver lo que estoy haciendo ahora. Y es cuando más me quiero…
Intento hacerme la idea ¿sabes? Pero es increíble que con el tiempo nos estamos olvidando.
Y yo ya estoy en un proceso… un proceso mortal. No podrías entenderlo y no vas entenderlo, no puedes verlo, no vas a verlo porque no quieres.
Soy una chica rota ¿sabes? Pero la mayoría del tiempo pienso en el beneficio que tiene cada ruptura tuya. Cada derrota, cada vez que me rompes, cuando me dejas, cuando te alejas…
Y sí es cierto… estoy mejor sin ti.

Intoxicada del Amor

Soy muy buena en todo lo que me propongo, me va bien en la vida no me puedo quejar pero siempre no se lo puede tener todo y en mi caso es que estoy jodida en el amor.

Sí, hasta ahora no he tenido buena suerte con los hombres, uno más cobarde o incorrecto que el otro.

Es que las relaciones son una cosa muy complicada creo que más fácil me sale hablar al revés todo el tiempo que mantener una.

El problema es que todos quieren enamorarse pero nadie está dispuesto a compartir su mundo verdaderamente, todos creemos que las relaciones te ponen una soga al cuello y te quitan libertad.

 Lo peor es que siempre si eres de los de mi team, de los románticos te vas a terminar enamorando de un realista y viceversa porque los iguales se repelen, los opuestos se atraen y esos cliches románticos que nos muestran las comedias románticas.

Por cierto, estoy totalmente intoxicada de las comedias románticas. ¡Qué manera de darnos grandes expectativas sobre el amor!

El amor de las películas solo existe en ellas. El de nuestro mundo aún está perdido y aun vivimos buscándolo.

 Imagen

“El primero quería mostrarle el mundo, el segundo la escondía y el tercero la excluía…esto solo confirmaba que no hay amores perfectos”

Conocidos que comparten recuerdos

ctt

Es una sensación extraña…ya no creo conocerte.

Veo nuestras fotos y no se asoma ninguna emoción en mi rostro pero no soy capaz de deshacerme de ellas por eso solo arrojo todo recuerdo al baúl de las cosas que se me olvidarán.

Ahora cuando te pienso,  te siento como a esas personas que por primera vez te las topas en tu vida pero sientes que la conoces de alguna otra parte.

Y es eso que ya no me importa buscarte, hablarte, verte o extrañarte. Te apuesto a que puedo pasar tu casa y seguir de largo… total no nos debemos nada. Y si tu estas siguiendo tu propio camino ya es tiempo que yo haga lo mismo.

Mi corazón al fin se resignó a que seamos dos conocidos que comparten recuerdos.

Prometo dejarte de amar mañana.

 

Imagen

 

¿Y qué esperabas que hiciera? ¿Qué me fuera contigo? ¿Qué me volviera tu equipaje?

No, no puedo seguir tu ritmo, tu vida es muy acelerada para mi corazón cansado y frágil por eso sé que me dejarías en el camino porque simplemente te retrasaría…. pero como duelen las ganas de estar contigo.

No tienes ni idea las locuras que soy capaz de cometer por verte…. Es que si pudiera verte una vez más,  me aferraría a ti y no te soltaría.

Suena enfermizo pensar que deseo ser como tu sombra para estar contigo a donde vayas y matar de una vez esta soledad que me tortura cada vez que cuelgas el teléfono y me dices adiós.

¡Qué más da! besémonos solo por hoy, prometo dejar de amarte mañana.

 

Escribo

HISTORIAS QUE CONTAR

6327313_2d062edc70_m

Escribo desde la novedad, y desde lo ridículo,

desde lo frívolo, y lo extravagante,

Escribo en el zaguán y en la taberna

En los soles de mañanas cálidas, y sobre el pasto,

Escribo desde el medio, y desde atrás

En mi balcón, y mientras me peino.

Escribo mientras lloro, y mientras orino

Escribo dormida, y mientras me cepillo los dientes

Escribo en la cama, y entre los árboles

Lo hago en las cimas de las montañas

Y debajo de la tierra

Escribo ebria y cansada

Entera y por partes

Escribo como mujer y como hombre

Lo hago como un animal y como el viento.

Escribo como puta y  sumisa,

como loca y sabia anciana,

Escribo dulce y venenosa

En silencio y desde una torre,

Escribo mientras muero y resucito,

Cuando vomito y cuando canto

Escribo mientras camino y soy pájaro encendido.

Escribo bocabajo y patas-arriba,

con el abrigo café y…

Ver la entrada original 39 palabras más

¿Te soy sincera? Yo la cague primero… Me enamore de ti.

El mejor consejo que me han dado para saber quién vale la pena está basado en dos condiciones: la primera que te permita crecer y la segunda que te haga mejor persona. Tú me hacías la segunda pero no la más importante.

Gracias a ti aprendí a valorar cada minuto, cada hora, cada día, cada mes que pasaba y no solo cuando estaba contigo sino con todos los que ocupaban mi corazón.

Gracias a la idea de que te pertenecía comencé a mejorarme, era un cambio tan notorio porque la verdad que la sonrisa en mí no es muy común. Soy más del tipo de las niñas serias que solo sonríe o ríe cuando algo de verdad se lo provoca.

Pero ahí estaba queriendo dar el 100% en todo solo para poder recompensarme a mí misma al final de cada semana con el futuro encuentro entre los dos. Me bastaban verte dos minutos, me bastaba mirar tus ojos, verte sonreír, coger tu mano, o abrazarte, cosas así de simples para ser feliz.

Lo acordamos todo desde el principio y al mismo tiempo no acordamos nada porque fuimos más que amigos pero menos que un amor y ha sido lo más doloroso y maravilloso que he tenido.

Detesto sonar tan masoquista pero es que tuve los meses más felices junto a ti y muchos días echo de menos a esa versión de mí: la enamorada.

FRACASÉ… volví a ser la que siente de más. La que en verdad se involucra, la que en verdad quiere construir algo para dos, volví a hacer la que se desvivía por el otro, volví a ser la que da demasiado aun cuando ni siquiera se lo exigen.

He tenido meses terribles, he pasado noches sin dormir pensando que salió mal, en que me equivoque, que cosas pude haber dicho o hecho,  en todas las cosas que quería hacer contigo y nunca pude, en los dos. He pasado llorando por nuestro adiós en una constante lucha por no abandonarme.

Y es que sí, la cague. Me enamore de ti y es la primera vez que me pasa. Antes creí estarlo pero por ti me di cuenta que no era así porque lo que sentía cada vez que alguien decía tu nombre, cada que me llega un mensaje tuyo,  cada que escuchaba tu voz, por todo lo que me pasaba cuando estaba contigo que no lo había sentido con nadie y que nadie más que tú me causaba.

En el amor soy inocente y sin experiencia por eso aunque yo sé que era una más de la lista para ti, tú ocupabas el primer lugar de la mía.

Por eso me costará el aceptar muchas cosas y en especial el volver a interesarme por alguien así. Lo peor de las rupturas es que una versión de ti se va para siempre con la otra persona y nunca más vuelves a ser el mismo.

Si tu felicidad no es conmigo, pues me amarro el corazón y te dejo ir pero solo quiero que tengas claro que sí luche por ti al punto de odiarme porque las palabras orgullo y dignidad ya no existían en mi vocabulario.

No pienso retenerte a pesar de lo que sienta, porque te quiero para hacerte bien… Sé que poco a poco callaré aquella esperanza de encontrarte alguna tarde en la puerta de mi casa, dispuesto a quererme como yo a ti.

Total… como tú mismo lo dijiste: “Nada dura para siempre.”

Ya intente, amor.

Ya intente querer a alguien que no me quería

Ya intente dejarme querer por alguien a quien no quería

Ya intente querer a alguien que me quería menos de lo que yo lo quería

Ya intente querer a alguien que me quería más de lo que yo lo quería

Ya intente querer a alguien que me quería como amigas

Ya intente querer a alguien que quería como amigo

Ya he intentado y he estado en los dos lugares: la que quiere más y la que quiere menos.

Cuando lo único que siempre he querido es ser la que quiere y a la que quieren sin medidas, sin rangos, sin peros, sin mentiras…

i try

 

Todos queremos un amor
Un amor igualitario y recíproco,
de esos que te venden las comedias románticas
en donde los protagonistas a pesar de tener su mundo
escogieron crear un mundo juntos.

En donde todos los momentos clichés que deseamos que nos pasen,
son solo los manifiestos de algo más profundo en el ser humano…
De que todos queremos un amor que nos quite la soledad.